En este momento estás viendo Instrucciones para el cuidado.

Instrucciones para el cuidado.

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Consejos
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Realizo mi trabajo con lana natural, un material que requiere cuidados delicados.
Las hadas, no son un juguete sino objeto decorativo, no se pueden mojar, lavar, peinar o maltratar.

Cada figura está hecha a mano y por lo tanto es única en su clase.
Ciertamente ella obtendrá una sonrisa de todos los que la miran y decorará tanto la mesa de temporada como todos los demás rincones de su casa por igual.

Es una pieza de decoración. No es un juguete, ya que los niños se podrían atragantar.

Las hadas y los duendes son únicos y mágicos. Adoptan diferentes posiciones, sus manos y piernas se pueden articular.
Dada la naturaleza delicada de la lana, esta hada ha sido concebida como elemento decorativo en tu hogar y no como elemento de juego. Evitar corrientes de aire así como una manipulación continúa, facilitara que las hadas o duendes de lana conserven su apariencia original.

Este delicado material suele sufrir alteraciones al ser manipulado, por ello, antes de colgar o colocar tu hada o duende si hace falta peina su vestido, sus alas y pelo suavemente con la yema de tus dedos.

Al sacarlas de la caja, atusar alas con las puntas de los dedos húmedos, colgar lejos de corrientes de aire. En el futuro, simplemente quitar el polvo con un secador alejado y al mínimo.

 

¡Solo para decoración interior!

 

 

 

 

Deja una respuesta